Anticoncepción natural (parte I)

Muchos métodos anticonceptivos tenemos hoy a nuestro alcance pero no todos son inocuos ni respetan nuestro cuerpo. Con esto me refiero, básicamente, a los hormonales.
También están los conocidos como métodos barrera (como los preservativos ya sean masculinos o femeninos, por ejemplo). Pero estos tampoco convencen a muchas parejas ya que la falta de contacto es un gran inconveniente.

Por otra parte, aquellas mujeres que quieren seguir una línea natural y respetuosa con sus cuerpos y sus ciclos, optan por informarse sobre métodos anticonceptivos naturales.
Antes de nada aclararemos que un anticonceptivo natural no es algo de quita y pon en el momento de la relación, sino un conocimiento y una comprensión del cuerpo a través de la observación, que nos permita saber que días de nuestro ciclo son más fértiles.
Vamos a ver los más comunes:

El retraimiento (o la marcha atrás). Este es de los más conocidos. Se trata, sencillamente, de retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación. Para que este método tenga un alto porcentaje de eficacia, el hombre deberá conocer bien su cuerpo y sus señales a la hora de hacer el amor. Además, saber que antes de eyacular se desprende un liquido que también puede contener espermatozoides.

La temperatura basal. Para seguir este método primero al mujer debe estar algunos ciclos observando y conociendo su cuerpo, así como rellenando unas gráficas a modo de poder utilizarlo con bastante seguridad. Se basa en tomar la temperatura vaginal cada mañana (con un termómetro específico) y apuntarla en una gráfica, de modo que se pueda observar cuando son los días de ovulación por los picos de temperatura.

Observación del moco cervical. Como el anterior, se empieza por observar unas semanas su moco cervical (flujo vaginal) apuntando en una gráfica a modo de comprensión del propio cuerpo. Con este método se conoce los días de ovulación por el cambio en el moco (así como los días anteriores a la menstruación o la fase infértil).

Rítmico. Este se trata de contar 14 días desde el comienzo de su ciclo. Antes se pensaba que toda mujer tenía su fase de ovulación los días 14 y 15. Hoy se sabe que depende de cada mujer y su ciclo (duración, regularidad, etc.) por lo que este método no es muy fiable.

Las mujeres que deciden usar un método anticonceptivo natural suelen hacer una combinación de los tres últimos ya que es más fiable cuando conocen bien su cuerpo a través de la temperatura y el flujo, además de saber qué días, probablemente, ovularán.

Éstos no solo valen cuando se quiere esperar a tener más hijos. También son muy utilizados a la hora de buscar un embarazo pues permite predecir con bastante exactitud los días en los que la mujer será más fértil.

De todas formas, ya sea para concebir o para esperar, siempre es mejor conocer bien el método elegido, observar por un tiempo su cuerpo -las prisas no son buenas consejeras casi nunca- y, por supuesto, consultar con su ginecólogo o persona cualificada en situación de cualquier duda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: