Infusiones para el embarazo y el parto

Para tener un buen embarazo y un mejor parto es primordial cuidar una serie de cosas: alimentación, energía, descanso, actividad física, cuestiones emocionales, etc.
Aún manteniendo todo perfecto (cosa difícil, ¿no creéis?) no es seguro que todo vaya a ir como la seda pero las posibilidades de que surja algún pequeño susto o imprevisto son mucho menores.

En este post os hablaré de unas hierbas que pueden ayudar mucho en este preciado momento. Se toman en infusiones y el cuando y durante cuanto tiempo depende de la planta.

Hoja de frambueso:
se puede tomar durante el embarazo y en el momento del parto (de hecho, aconsejan tomarla desde el embarazo para obtener mejores resultados).
Alivia las molestías de las nauseas y tonifica y fortalece el útero durante el embarazo. En el parto ayuda durante las contracciones además de ayudar a controlar cualquier hemorragia que se pueda producir durante éste.
Se toma la hoja seca. En agua hirviendo para una taza se echan dos cucharaditas y se deja reposar (sin hervir) durante unos 10 minutos.

Mitchella repens:
se puede tomar desde unas semanas antes del parto y prepara el útero y el cuerpo para el sagrado momento.
Según esta información es un tratamiento muy eficaz.
Se toma en infusión: una cucharadita de planta seca por taza de agua. Cuando hierva el agua se echa y se para el fuego. Dejar reposar unos 10 minutos. Beber 2 ó 3 tazas al día.

Puedes optar por tomarlas por separado o combinarlas en una misma infusión.

¿Y dónde puedo encontrarlas?
He recibido esta pregunta muchas veces y, aunque en algunas herboristerías se pueden conseguir Hojas de Frambueso en comprimidos, mi opinión es que mejor tomarla en infusión.

Podéis comprar on-line tanto hoja preparada para infusión como la planta en sí en estos links:

Panfor

Amor por el té

Nature Plant

 
* Basado en la información del libro Plantas Medicinales Ed. Tikal.
Anuncios

Fitoterapia: manzanilla

  
 Manzanilla (Matricaria chamonilla L.)

Antiespasmódica, relajante, diurética y digestiva.

En uso interno (infusiones)
Favorece las digestiones difíciles y ayuda a expulsar los gases del aparato digestivo.
Se aconseja su uso en los dolores de estómago ya que es antiespasmódica.
Facilita la menstruación atenuando sus dolores.
Contiene propiedades sedantes suaves por lo que ayuda en casos de nerviosismo e insomnio.
Ayuda a no retener líquidos.

En uso externo (enjuagues, compresas)
Por sus propiedades antisépticas es muy buena para el cuidado de la piel y sus pequeñas afecciones.
Ayuda a eliminar la descamación del cuero cabelludo y el picor.
Se utiliza, también, como aclarador natural del cabello.

Aplicaciones
Llagas y dolores de muelas: haz una infusión de una cucharada y media de flores por vaso de agua y déjala enfriar. Realiza enjuagues bucales -es importante no ingerirla-.
Conjuntivitis, ojos cansados y ojeras: haz una infusión de una cucharada por vaso de agua. Cuando esté fría moja una gasa y aplícala durante 15 minutos.
Estrés y nerviosismo: haz una infusión cargada y añádela al agua del baño. Tómalo y relájate. (También puede añadir 15 gotas de aceite esencial en vez de la infusión). 

Contraindicaciones y toxicidad
Esta planta no es tóxica pero en tratamientos prolongados y/o de mucha cantidad puede irritar el aparato digestivo.

* Es importante observar el momento adecuado de la planta según el principio activo que queramos aprovechar.

Fitoterapia: la cola de caballo

 

Cola de caballo (Equisetun arvense L.)

Diurética y depurativa.

En uso interno (infusiones)
Ayuda a eliminar la retención de líquido.
Buen remedio para detener hemorragias o sangrados más grandes de lo normal (reglas, sangrados frecuentes de nariz, sangrados uterinos, etc.).
Ayuda al cuerpo a reparar los tejidos óseos que se encuentran en mal estado (fracturas o distensiones).
Ayuda en la prevención de la calvicie y fortalece el pelo.

En uso externo (enjuagues, compresas)
Para tratamientos de la piel (eccemas, heridas, dermatitis).
Retarda la aparición de hipermetropía y miopía.
Aliva y trata las hemorroides.
Alivia infecciones o inflamaciones del aparato genital femenino.

 Aplicaciones
 – Para la piel: aplica con una gasa el líquido de una infusión.
 – Hemorragia nasal: introducir un algodón mojado con un poco de zumo de la planta tierna.
 – Hemorroides: lavados con la decocción de 60gr. de la planta seca en un litro de agua.

Los lavados vaginales de infusión fría de tomillo y cola de caballo son muy buenos después del parto y durante la cuarentena
. Desinflama, desinfecta, refresca, alivia y ayuda a la recuperación de la zona vaginal. Lo ideal es lavarse con esta infusión cada vez que se va al baño.

Contraindicaciones y toxicidad
Para usos abundantes o prolongados es importante consultar con el médico ya que contiene sustancias potencialmente tóxicas.
No recomendado para mujeres embarazadas o en la lactancia.

* Es importante observar el momento adecuado de la planta según el principio activo que queramos aprovechar.

Cosmética natural y casera.

La semana pasada comencé un curso de Cosmética natural y, por ahora, estoy muy contenta. No solo nos hablan de cómo hacer tus propios cosméticos sino que nos enseñan a hacerlos con ingredientes 100% naturales: cera de abeja, aceites esenciales puros, aceites vegetales, flores, plantas, agua, frutas, etc.

Además nos conciencian de la importancia de recolectar las plantas, flores, frutas en el tiempo adecuado para aprovechar su principio activo y conseguir el efecto que buscamos.

Ya os contaré cositas de lo que voy aprendiendo. Por lo pronto comparto con vosotras una de las recetas que realicé ayer. Es muy fácil y básica y, en principio, vale para todo tipo de piel. Si queréis otro aroma y efecto en la piel, podéis cambiar los aceites esenciales (eso sí, sabiendo qué ponéis y por qué):

Exfoliante:
1kg. de sal
200ml. aceite de almendras dulces
Piel rallada de un limón
5 gotas de aceite esencial de menta
5 gotas de aceite esencial de eucalipto
5 gotas de aceite esencial de árbol de te

Poner la sal en un bol y añadir el aceite de almendras. Comenzar a mezclar con las manos.
Añadir la piel del limón y seguir mezclando.
Echar los aceites esenciales y acabar de mezclar bien todo.
Poner en un bote de cristal y guardar en la nevera o en un lugar sin luz solar directa y fresco.
La mezcla dura hasta 1 mes.
* También se pueden añadir pétalos de rosa picados o a trocitos.

Aplicación: coger un poco y repartir por la cara en forma de masaje y con un poco de presión para arrastras las células muertas. Hay que tener cuidado con la zona de los ojos.
Retirar con abundante agua tibia.

Fitoterapia: el tomillo

Tomillo (Thymus Vulgaris) 

Digestivo, estimulante del apetito, antiparasitario, antihelmíntico, anticatarral, antimicrobiano, antiséptico, cicatrizante, antiespasmódico, carminativo, expectorante, mucolítico, astringente suave, diaforético, tonificante, vulneario. 

En uso interno (infusiones) 
Tónico y energizante en el nivel físico, mental y emocional. Mejora la memoria.
Despierta las funciones digestivas y evita los espasmos gástricos e intestinales.
Calma el dolor de cabeza de origen nervioso y jaquecas.
Afecciones del aparato respiratorio como resfriados, catarros y bronquitis, favoreciendo la expectoración y moderando los espasmos de la tos.
Tos ferina.
Excelente mucolítico en procesos catarrales.
Asma. (También uso externo)
Para infecciones respiratorias y digestivas.Cistitis, uretritis, vaginitis y prostatitis. (También en uso externo)
Halitosis.
Diarrea infantil y la enuresis.
Regulador de ciclos menstruales irregulares.
Lombrices intestinales y en forma de lavativa expulsa los oxiuros o lombrices diminutas que sufren los niños.
Anemia.
Relajante y somnífero suave.
Condimento gastronómico.

En uso externo (enjuagues, compresas)
Activa la circulación y el sistema nervioso.
Estimula la circulación capilar.
Desinfecta y desinflama. (Por ej., conjuntivitis)
Alivia y cura las picaduras de insectos.
Forúnculos y herpes.

Aplicaciones
Para laringitis, faringitis, amigdalitis y dolor de garganta: gargarismos (no tragar).
– Sinusitis: hacer inhalaciones.
– Inflamaciones e infecciones bucales: hacer gargarismos.-
– Desinfectante de heridas y dermatosis: infusión como loción sobre ellas.

Infusión: Añadir agua hirviendo en cantidad equivalente a una taza por cucharadita de Tomillo y dejar reposar durante 7 minutos. Tomar 3 veces al día, antes o después de las comidas. (No hervir).

Hervir 50 gr. por litro de agua durante 10 min., aplicar en forma de compresas, lociones, baños, colutorios, gargarismos, instilaciones óticas o nasales, irrigaciones vaginales, etc.

Baño general, preparar una decocción de 500g de tomillo en 4 litros de agua. Añadir al agua, bien caliente, del baño. Empleado en afecciones dermatológicas, respiratorias y reumáticas.

Los lavados vaginales de infusión fría de tomillo y cola de caballo son muy buenos después del parto y durante la cuarentena. Desinflama, desinfecta, refresca, alivia y ayuda a la recuperación de la zona vaginal. Lo ideal es lavarse con esta infusión cada vez que se va al baño.

Contraindicaciones
No se recomienda el uso de esta esencia durante periodos prolongados de tiempo.

 * Es importante observar el momento adecuado de la planta según el principio activo que queramos aprovechar.