Menú semanal Enero-Semana 3

Una semana después vuelvo para compartir con vosotras nuestro menú familiar de esta semana. Mi intención es hacerlo cada semana y espero que os sea útil.
Para las que no leyeron la anterior entrada decirles que allí expliqué un poco nuestra manera de funcionar con las comidas.

Menu 2

Hace meses publiqué mis recetas de crema de calabaza y  falafel. Podéis verlas aquí:

* Crema de calabaza
* Falafel (croquetas de garbanzos)

¡¡Bon apetit!!

Crema de calabaza

Hoy es viernes y toca receta.
Por la fecha en la que estamos he decidido publicar la crema de calabaza que suelo hacer. Es muy sencilla y casi no necesita tiempo o dedicación pero, además, es una muy buena opción para darle calor y dulzor al cuerpo.
¡Bon profit!

Ingredientes:

– Calabaza
– 1 cebolla grande
– 1 patata grande (opcional)
– 2 zanahorias grandes (opcional)
– sal
– aceite de oliva
– pimienta negra
– perejil

Elaboración:

1. Pelamos la calabaza que vayamos a utilizar, cortamos a trozos y lavamos. Echamos a la olla.
2. Pelamos la cebolla y la cortamos en cuatro. Echamos a la olla.
3. Si queremos añadir la patata y las zanahorias las pelamos, lavamos bien, cortamos y echamos a la olla.
4. Llenamos la olla de agua hasta 2 ó 3 dedos por encima de la verdura.
5. Salpimentamos y ponemos un chorrito de aceite.
6. Tapamos la olla y la cocemos a fuego fuerte hasta que empiece a hervir.
7. Cuando esté hirviendo bajamos el fuego al mínimo y esperamos unos 30 min.
8. Al cabo de este rato pinchamos con un tenedor la verdura para ver si está hecha y bien blandita. Si es así, apagamos el fuego. Si no, dejamos cocer un rato más.
9. Una vez hecha y reposada unos 10 minutos, sacamos caldo  con un cucharón de sopa hasta que el agua llegue al nivel de las verduras. El caldo restante lo guardamos en un cazo, bol u otro recipiente.
10. Trituramos bien, asegurándonos de que no quedan grumos ni ningún trozo de verdura. Si está muy espesa, ponemos un poco más del caldo que hemos dejado a parte.
11. Probamos y rectificamos de sal si es el caso.
12. Servimos en platos o bols individuales con perejil picado por encima y un chorrito de aceite.

Sugerencias

– Se puede hacer solo con calabaza y cebolla, queda más suave pero igualmente rica.
– Con el caldo restante yo hago unos fideos para la siguiente comida ya que es un caldo de verduras.
– El hecho de separar caldo antes de triturar nos ayuda a lograr la consistencia que más nos guste ya sea más líquida o más espesa.
– Si os apetece podéis acompañarla de unos picatostes recién tostados.
– Esta receta con poca sal (y sin pimienta) es ideal para bebés que comienzan con la alimentación complementaria.

¡Que la disfrutéis en familia!