Infusiones para el embarazo y el parto

Para tener un buen embarazo y un mejor parto es primordial cuidar una serie de cosas: alimentación, energía, descanso, actividad física, cuestiones emocionales, etc.
Aún manteniendo todo perfecto (cosa difícil, ¿no creéis?) no es seguro que todo vaya a ir como la seda pero las posibilidades de que surja algún pequeño susto o imprevisto son mucho menores.

En este post os hablaré de unas hierbas que pueden ayudar mucho en este preciado momento. Se toman en infusiones y el cuando y durante cuanto tiempo depende de la planta.

Hoja de frambueso:
se puede tomar durante el embarazo y en el momento del parto (de hecho, aconsejan tomarla desde el embarazo para obtener mejores resultados).
Alivia las molestías de las nauseas y tonifica y fortalece el útero durante el embarazo. En el parto ayuda durante las contracciones además de ayudar a controlar cualquier hemorragia que se pueda producir durante éste.
Se toma la hoja seca. En agua hirviendo para una taza se echan dos cucharaditas y se deja reposar (sin hervir) durante unos 10 minutos.

Mitchella repens:
se puede tomar desde unas semanas antes del parto y prepara el útero y el cuerpo para el sagrado momento.
Según esta información es un tratamiento muy eficaz.
Se toma en infusión: una cucharadita de planta seca por taza de agua. Cuando hierva el agua se echa y se para el fuego. Dejar reposar unos 10 minutos. Beber 2 ó 3 tazas al día.

Puedes optar por tomarlas por separado o combinarlas en una misma infusión.

¿Y dónde puedo encontrarlas?
He recibido esta pregunta muchas veces y, aunque en algunas herboristerías se pueden conseguir Hojas de Frambueso en comprimidos, mi opinión es que mejor tomarla en infusión.

Podéis comprar on-line tanto hoja preparada para infusión como la planta en sí en estos links:

Panfor

Amor por el té

Nature Plant

 
* Basado en la información del libro Plantas Medicinales Ed. Tikal.

La familia ilustrada (introducción de mis propias reflexiones)

En una de mis cotidianas excursiones a la biblioteca del pueblo di con este nuevo libro de Laura Gutman.

Aunque tiene libros bastante interesantes y trata de la maternidad con sus lados luminosos y sus lados oscuros, nunca he sido capaz de leer completo ninguno de sus libros. Y no porque sean difíciles o no pueda con ellos, sencillamente hace 3 años que me desconectaron una parte del cerebro y mis lecturas nunca han sido las mismas.

Pero este libro es diferente. Es tan ágil y fresco que se lee en muy poco tiempo. Y todas las viñetas de Micaël hacen que sea realistamente divertido.

Hay varios temas que Laura Gutman trata en él que (si no lo habías hecho ya) te dejan reflexionando. El cole, las enfermedades, el papel del padre, las crisis matrimoniales, el estrés maternal, la percepción del bebé, … De principio a fin no tiene desperdicio.
Me encantaría que llegara a manos de cada vez más mujeres y madres, y que les dejara cuestiones como ¿por qué vemos tan normal parir en el lugar donde se tratan los enfermos? ¿por qué ponemos toda nuestra fe y atención en los consejos de un varón desconocido? ¿por qué tenemos que elegir entre nuestra maternidad o nuestra vida social? ¿por qué nos volvemos sumisas ante un mundo hecho para hombres y nos crecemos ante las opciones de volver a ser felices en nuestra posición de mujer (en ello engloba, por supuesto, ser madre)? ¿por qué tanta lucha en dirección equivocada? ¿por qué -si tenemos la opción de vivir los primeros años de nuestro bebé- huimos dejándolos en manos y responsabilidades de terceros? ¿por qué no afrontamos las necesidades que surgen como mujer al convertimos en madres de un modo que pueda retroalimentar nuestro nuevo rol para sentirnos y convertirnos en mujeres más completas?

Tantas y tantas preguntas vienen a mi mente…
En este libro encuentro pistas de lo que mi interior siente, de lo que me soplan desde arriba y, por ello, me encantaría que otras mujeres tuvieran la gran oportunidad de encontrar ante sí estas y/u otras dudas tan importantes como para hacer temblar el suelo que creemos normal y comenzar a formar nuestro propio sendero.
Escucha. Mucha escucha.
Intuición.
Fe. Mucha fe.

Caminando con la intención de crecer espiritualmente con esta gran oportunidad, podremos conseguir ser más completas y más felices, a la vez que convertir a nuestros hijos en seres más completos y más felices.

Tiempo de verano

Mediados de agosto. Visitas que vienen y van. Familiares que pasan unos días con nosotros. Calor que abrasa y aplatana. Niño que se aburre y pide más, más y más. Bebé que comienza a descubrir el mundo más activamente y te necesita a su lado. 3º  cumpleaños. Mami agotada y deshidratada. Ramadán. 28º cumpleaños. Falta de tiempo para sentarse a escribir.

Ese en mi cuadro actual. Verano 100%.
Pero espero poder tener más ratos de calma pronto para volver a hablar de varios temas que me rondan y apetecen, y otros que me habeis pedido.

¡Buen verano! Y recordad:

Haced que los niños beban mucha agua y líquidos refrescantes (como zumos). Vosotras también.
– Evitar estar fuera las horas de más calor.
Intentad que los niños lleven siempre gorra para el sol.
– Ponerles en las horas de más sol (cuando salgáis), preferiblemente manga corta y pantalon-bermuda de tejido fino y transpirable.
– Usad cremas solares cuando se expongan mucho tiempo al sol.
Si usáis repelente de insectos a base de citronella y/u otros aceites esenciales cítricos, recordad que son fotosensibles y pueden dejar manchas en la piel de los niños.
– Si podéis, siesta. (Yo nunca puedo, sueño con ella).
– Comer cosas fáciles de digerir y ricas en agua.

 

Consejos para el dolor durante el parto.

El otro día llegó a mis manos un pequeño libro con consejos naturales para diversas dolencias o procesos.
Como siempre pasa, cuando de algo te hacen esperar poco o nada, esto acaba sorprendiéndote de alguna forma pues al no tener expectativas le sacas mayor provecho. Y esto es lo que me ha sucedido con este manual, que el jugo que tiene -sea poco o mucho- lo estoy exprimiendo.

Ayer, mientras le echaba un vistazo, vi en el índice “Dolor durante el parto” y allí que me fui. Y aunque nada -o casi- de esto nos vendrá de nuevas a muchas de nosotras, me gustó lo que decía y hoy os los quiero compartir:

“¿Hay que sufrir tales dolores en un acontecimiento fisiológico que debería ser placentero de principio a fin?
 Lógicamente el dolor produce angustia, lo que acelera más a la parturienta y hace que el cuerpo libere más adrenalina. La adrenalina […] su exceso puede prolongar el trabajo de parto, con lo que aumenta la duración del dolor.

[…] los ginecólogos han ido introduciendo una serie de cambios en la asistencia al parto y en el diseño de las salas de maternidad que favorecían la práctica médica, pero no la comodidad de la mujer en el alumbramiento.”

Y expone una serie de consejos/sugerencias para el trabajo de parto:

Comer algo. Si notas que el parto comienza,come porque necesitarás energía. Lo mejor son alimentos fáciles de digerir y no comidas pesadas.

Bebe mucho líquido. El esfuerzo tan intenso hace que el cuerpo sude y se deshidrate. “Beber una cantidad adecuada de líquidos mejora la actividad de los músculos lisos del útero y esto ayuda a aumentar las contracciones”.

Orina. Tratar que la vejiga no esté demasiado llena o, preferiblemente, casi vacía.

Cambia de posición. Ir variando la postura ayudará a las contracciones, a la postura del bebé que se prepara para nacer y a ti para acompañar mejor a tu cuerpo.

Aplica calor. “Un paño caliente colocado en la parte baja del abdomen, justo sobre el pubis, entre o durante las contracciones, es muy eficaz contra el dolor”.

Date una ducha de agua caliente. “El calor alivia y relaja”.

Respira. “Las técnicas de respiración no quitan el dolor pero sí evitan la tensión añadida”. La tensión puede hacer que el parto resulte más doloroso y complicado, porque los músculos contraídos pueden obstaculizar, dificultar o no permitir la bajada del bebé.

Respira profundamente con el diafragma. De este tipo de respiraciones ya hemos hablado en otras entradas. Puedes volver a verlas aquí.

Grita, habla o quéjate si te apetece.

Visualiza. Una luz que recorre tu cuerpo, envuelve a tu bebé y lo ayuda a salir. Unas montañas verdes, con un gran río y el aire fresco. Un mar azul infinito con oleaje calmado y el sonido de los pájaros. Cualquier cosa que pueda relajarte y ayudarte a estar más presente.

Pedir un masaje en la espalda. El masaje en la parte baja de la espalda puede aliviar y servir de gran ayuda. (Y con esto no hay que olvidar el poder del contacto).

Comparte. Que tu pareja u otra persona querida para ti pueda atenderte, apoyarte, cuidarte y animarte.


* Todo lo que cito en esta entrada está sacado del libro “La gran guía de los remedios naturales“.

Dibujos para colorear

Hace unas semanas que mi hijo salió de la fase pinto lo que sea y comenzó la de colorear dibujos. Le encanta. Cada día nos pide que le dibujemos cosas para él poder pintarlas de colores así que he empezado a buscar dibujos que pueda imprimir para que él los pueda colorear a su gusto.
Grandes, con no demasiados detalles y una temática variada. A mi niño le han gustado mucho y ahí andamos copiando e imprimiendo para que los llene de colores una y otra vez.

Para las que tengáis hijos en edad preescolar os los comparto en unos archivos que podáis descargar, solo tenéis que hacer click:

Dibujos para colorear

Dibujos para colorear II

Colorea dibujos animados

Colorea princesas Disney

De las webs que más me han gustado por sus contenidos son www.yodibujo.es y www.colorearyaprender.com

¡Que los disfrutéis!

Sugerencias para las pequeñas molestias en el embarazo

El embarazo es una época maravillosa, inolvidable y bendita, pero no deja de ser lo que es: una vida creándose dentro de tu cuerpo. Los órganos comienzan a desplazarse para dejar sitio al útero (que irá aumentando de volumen al paso de las semanas); comienza la segregación de hormonas que influyen de gran manera en tu humor; y todo el organismo se gira para mirar a la nueva vida y darle la prioridad que se merece. Si lo piensas bien, no son tantas las molestias para lo que realmente está pasando en tu interior.
Aún así, el malestar que producen no te deja disfrutar de muchos momentos, por eso he recopilado algunos truquitos para aliviarlas y hacerte más llevaderos, sobretodo, los primeros meses.

Nauseas
– deja algunas galletas y frutos secos en tu mesita. Cuando te despiertes, quédate acostada de lado y come alguna cosa, después levántate despacio. Si te entra hambre de madrugada haz lo mismo, come de lado sin levantarte.
– evita lavarte los dientes justo después de comer.
– come pequeñas cantidades de comida varias veces al día, intenta evitar que tu estómago quede vacío (o demasiado lleno).

 Acidez
– come pequeñas cantidades de comida varias veces al día.
no te acuestes con el estómago lleno.
– hierve unas patatas y bébete el agua.
– toma infusiones de poleo y/o manzanilla.
– evita los excitantes

Estreñimiento
– bebe suficiente agua.
– come frutas, verdura y cereales integrales.
hierve algunos higos. Bébete el agua y come algunos antes de ir a dormir.
– camina un rato cada día.

Dolor de espalda, riñones y pelvis
– bebe suficiente agua.
– intenta descansar.
– acostúmbrate a caminar con la pelvis balanceada hacia delante.
– duerme con una almohada entre las piernas.
haz ejercicios y estiramientos (que correspondan a tu etapa). El yoga es muy recomendable.

Estrés
Toma aire y respira hondo.
– Bebe agua.
– Sal a caminar o haz algo que te relaje.
– Si es debido a una preocupación, habla con alguien que sepa tranquilizarte o que pueda ayudarte.
– Si es por tener demasiadas cosas que hacer, pide ayuda.

Comienzo de resfriado/dolor de garganta
Haz gárgaras 3 veces al día con agua caliente y limón.
– Bebe varias veces al día infusión de limón con miel, un poco de jengibre molido (cuidado con la cantidad) y un trozo de piel de limón.
– Toma infusión de tomillo en flor con limón y miel.

Hongos vaginales
– Un gel natural de árbol de té llamado Melagyn (casa Gynea) es muy bueno para aliviar los síntomas y evitar su aparición. Lo puedes encontrar en la farmacia.
Evita, en la medida de lo posible, que la zona vaginal quede húmeda.
– Ponte una compresa con yogurt.
– Toma lactobacilus (en la alimentación).
– Evita harinas y levaduras.

Hemorroides
– Aplica compresas frías y después calientes alternándolas cada 5 minutos.
Controla el estreñimiento para que no te salgan más y se curen fácilmente.
– Aplica aloe vera (quita las espinas y la piel y aplica el interior de la hoja).

Por supuesto, cada cuerpo es distinto y lo que a unas mujeres les funciona muy bien a otras casi ni les hace nada. Prueba y observa tu cuerpo para encontrar la mejor solución. Y, ni que decir tiene, que si las molestias son severas o duran mucho tiempo debes hablar con la persona adecuada.

Jugar con jabón de colores

Una buena amiga tiene un blog en el que va colgando muchas actividades y manualidades que hace con sus peques. Hay ideas geniales, divertidas y fáciles de hacer.
Yo lo voy mirando de vez en cuando para apuntar ideas que me den ratos de juegos diferentes con mi niño grande.

Hoy he visto una que me ha llamado la atención por su simplicidad y lo mucho que le gustará a mi hijo, desde la preparación hasta la limpieza.
Se trata de pintura de colores para jugar con agua y/o en la bañera.

La web es 3 Macarrons y, como casi todo lo que nombro en este blog, lo recomiendo al 120%.

Os dejo disfrutar de esta manualidad y no dudéis en compartir vuestras experiencias:

Estos días de calor buscamos actividades fresquitas y al final acabamos un montón de horas en remojo, ya sea en la piscinita que hemos montado ya sea en la bañera. De echo, mi hijo L. (1) me acompaña cada vez que voy al baño y no para hasta que le dejo meterse en la bañera o le abro el grifo del bidé… y una de las actividades que más les gusta es pintar en la bañera.

Preparar la pintura 3D es de lo más divertido y en casa ya la hemos hecho unas cuantas veces (por eso tenemos recipientes exclusivos para esta actividad…). Aquí las instrucciones:


1.
 Rallamos el jabón (¡cuidado que tiene una pinta de lo más apetitosa!)
2. Lo metemos en un recipiente para batidora y añadimos un poco de agua. Para una pastilla de jabón de 100g necesitaremos unos 200ml de agua (la vamos ir añadiendo despacito)
3. Batimos con la batidora hasta que tengamos una crema muy densa
4. Repartimos la crema en diferentes bolsas con cierre zip
5. Añadimos colorante alimentario en las bolsas (cada bolsa será un color diferente)
6. Cerramos bien el zip y mezclamos bien el colorante “amasando” la bolsa (¡esto les encanta a los niños!)
7. Podemos dejar la pintura 3D en las bolsas y usarlas como mangas pasteleras o pasarla a recipientes

Nosotros la hemos usado durante 3 o 4 días y si entre usos se deja cerrado el recipiente, se conserva bien.
Con esto tenemos diversión asegurada para un buen rato…

Anteriores Entradas antiguas