Tiempo de verano

Mediados de agosto. Visitas que vienen y van. Familiares que pasan unos días con nosotros. Calor que abrasa y aplatana. Niño que se aburre y pide más, más y más. Bebé que comienza a descubrir el mundo más activamente y te necesita a su lado. 3º  cumpleaños. Mami agotada y deshidratada. Ramadán. 28º cumpleaños. Falta de tiempo para sentarse a escribir.

Ese en mi cuadro actual. Verano 100%.
Pero espero poder tener más ratos de calma pronto para volver a hablar de varios temas que me rondan y apetecen, y otros que me habeis pedido.

¡Buen verano! Y recordad:

Haced que los niños beban mucha agua y líquidos refrescantes (como zumos). Vosotras también.
– Evitar estar fuera las horas de más calor.
Intentad que los niños lleven siempre gorra para el sol.
– Ponerles en las horas de más sol (cuando salgáis), preferiblemente manga corta y pantalon-bermuda de tejido fino y transpirable.
– Usad cremas solares cuando se expongan mucho tiempo al sol.
Si usáis repelente de insectos a base de citronella y/u otros aceites esenciales cítricos, recordad que son fotosensibles y pueden dejar manchas en la piel de los niños.
– Si podéis, siesta. (Yo nunca puedo, sueño con ella).
– Comer cosas fáciles de digerir y ricas en agua.

 

Depilación con azúcar

En Asia y Europa Oriental las mujeres utilizan una mezcla de agua, limón y azúcar (en algunos lugares también añaden pétalos de rosa) cocinada a una determinada temperatura para depilarse todo el cuerpo.

A parte de ser una buena sustituta de la cera por su fácil preparación en casa, las mujeres que la han probado dicen que duele menos y que deja la piel más suave. Al ser ingredientes naturales no daña las pieles sensibles y es un exfoliante natural. 
Eso sí, los resultados, según dicen, son los mismos.

Para conseguir el punto idóneo suele ser común probar algunas veces antes ya que no es tan fácil como parece.

Aquí os dejo un video donde explican como hacerla paso a paso:

 

Jugar con jabón de colores

Una buena amiga tiene un blog en el que va colgando muchas actividades y manualidades que hace con sus peques. Hay ideas geniales, divertidas y fáciles de hacer.
Yo lo voy mirando de vez en cuando para apuntar ideas que me den ratos de juegos diferentes con mi niño grande.

Hoy he visto una que me ha llamado la atención por su simplicidad y lo mucho que le gustará a mi hijo, desde la preparación hasta la limpieza.
Se trata de pintura de colores para jugar con agua y/o en la bañera.

La web es 3 Macarrons y, como casi todo lo que nombro en este blog, lo recomiendo al 120%.

Os dejo disfrutar de esta manualidad y no dudéis en compartir vuestras experiencias:

Estos días de calor buscamos actividades fresquitas y al final acabamos un montón de horas en remojo, ya sea en la piscinita que hemos montado ya sea en la bañera. De echo, mi hijo L. (1) me acompaña cada vez que voy al baño y no para hasta que le dejo meterse en la bañera o le abro el grifo del bidé… y una de las actividades que más les gusta es pintar en la bañera.

Preparar la pintura 3D es de lo más divertido y en casa ya la hemos hecho unas cuantas veces (por eso tenemos recipientes exclusivos para esta actividad…). Aquí las instrucciones:


1.
 Rallamos el jabón (¡cuidado que tiene una pinta de lo más apetitosa!)
2. Lo metemos en un recipiente para batidora y añadimos un poco de agua. Para una pastilla de jabón de 100g necesitaremos unos 200ml de agua (la vamos ir añadiendo despacito)
3. Batimos con la batidora hasta que tengamos una crema muy densa
4. Repartimos la crema en diferentes bolsas con cierre zip
5. Añadimos colorante alimentario en las bolsas (cada bolsa será un color diferente)
6. Cerramos bien el zip y mezclamos bien el colorante “amasando” la bolsa (¡esto les encanta a los niños!)
7. Podemos dejar la pintura 3D en las bolsas y usarlas como mangas pasteleras o pasarla a recipientes

Nosotros la hemos usado durante 3 o 4 días y si entre usos se deja cerrado el recipiente, se conserva bien.
Con esto tenemos diversión asegurada para un buen rato…

¡Como pican los mosquitos!

Estamos en la época de calor y, con ella, llegan los mosquitos. Si, además de esto, vives en una zona con charcas, ríos o mucha vegetación cerca, seguramente tendrás los famosos mosquitos tigre que pican durante el día.
No podemos evitar que nuestros hijos acaben con alguna picadura que otra pero sí podemos utilizar cosas que eviten que acaben llenos de picaduras y heridas de tanto rascarse.
Os comento lo que yo utilizo y voy combinando para ayudar a que mis hijos puedan disfrutar del verano con las mínimas picaduras posibles:

Mezcla de aceites. En base oleosa -yo uso aceite de oliva aunque sirve igual cualquier otro aceite vegetal como el de almendra, sésamo, etc.- echar algunas gotitas de aceites esenciales tales como citronella, eucalyptus citriodora y/o geranio. Estos son los más utilizados como repelentes de mosquitos y algunos insectos más. Puedes hacer una mezcla de solo uno de ellos, de dos o de los tres. Lo que tienes que tener en cuenta es la proporción de gotas de aceite esencial por aceite vegetal para no abusar, ya que los aceites esenciales son muy concentrados y no debemos abusar de ellos, sobretodo en la piel de los niños.
Yo uso un roll-on de la casa Flora llamado Zeta free que mezcla varias esencias. El inconveniente es que tienes que acordarte de ir renovando cada hora y media o así (si la zona donde vives hay muchos mosquitos, si no cada menos). 
Pero también puedes hacerte la mezcla tu. Una proporción prudente sería 2 gotas de aceite esencial por cada 15 de aceite vegetal en niños mayores de 2 años y el doble para un adulto, por ejemplo.

Aceite esencial de citronella. Pongo una gota en el cuello de la camiseta de mi hijo y otra gota en un camal de los pantalones. Lo utilizo como refuerzo y nunca lo pongo en la piel siempre sobre la ropa.

Parches antimosquitos. Yo compro los de la casa Mauris llamados Herbo mosquit que son ecológicos y naturales. Llevan 24 parches compuestos por esencia de eucalyptus citriodora y citronella, y duran hasta 8 horas, eso sí, rascándolos cada 2 horitas o así para seguir exprimiendo su olor y que no mengüe la eficacia. A veces los utilizo alguna hora más reforzándolos con una gota de citronella que echo directamente en el parche.

Y para cuando la picadura ya está hecha:

– Mezcla de aceite esencial de lavanda con aceite de almendras sobre la picadura.
Yo tengo el roll-on Meraviglia blu también de la casa Flora que ya tiene esta mezcla hecha y es muy cómodo de llevar encima.

– InsectDHU. En crema o roll-on. Alivia la picadura de muchos insectos.

Al bebé no le pongo nada de esto en la piel, tan solo el parche en el carrito o la ropa.